martes, 10 de noviembre de 2009

Nación sin nación ¿Cuál es tu cruz?






Desde el AZUL
Usando los colores de la Bandera chilena, como icono de Nación y del peso de la Cruz como icono de la Religión Católica: surge la pregunta; ¿Cuál es tu Cruz?, encabezando la unión de los tres colores que cada una de nosotras como performeras, portó, en un vestuario femenino, en que surge la necesidad de incorporar las cruces de los otros, sus pesos y problemáticas, para ser un medio de desahogo, en paz y forma anónima. Aparecían los escritos según los lugares que caminábamos- Dijo Moshe.
Encapuchadas tuvimos temor, pero no había nada que temer, fue el símbolo que nos ayudó a ingresar en la masa doliente y furiosa de esta marcha.
-No importa que se borre, yo ya sé que escribí- Me dijo una mujer, cuando intervenía mi vientre azul-cielo con nubes pasajeras: letras blancas de tiza.
La Mater, el Capitalismo, mi enfermedad, la estupidez, la injusticia, la explotación, el Gobierno… TODO EN MAYUSCULAS

En las noticias apareció como una jornada sin disturbios…

No supimos del poder de nuestros trajes hasta que nos los pusimos… la cantidad de relaciones existentes en nosotras mismas, mientras nos preparábamos eran inmensas... La risa nos ayudó mucho para ir livianas y dispuestas. Algo sucede en los cuerpos cuando existe la entrega para la comunicación, se remueven inconscientes latentes, invisibles al deambular, que se encarnan milagrosamente, en el mar de las relaciones. Eso fue performance, y sí es posible hacerla Colectiva, porque las ideas en el momento del hacer se hacen cuerpo y cada una hace lo que sabe que tiene que hacer, como un deber, del ser y el fluir.

Desde el ROJO (Natalia Camilo)

Soy hija de la historia,
recuerdos incrustados en la
genética de la nación,
mixtura de mosaico,
mestiza.

No estuve en todos los tiempos,
pero el tiempo conserva
la cicatriz tremenda
que veo dibujada
en el rostro de la historia.
País fracturado, violado,
torturado,
país esquizofrénico,
bipolar, depresivo,
y con tendencia a la amnesia.

Respiro tu aire contaminado
de metrópolis,
 y cada vez que aspiro,
siento que me asfixia
tu indiferencia, tu arribismo,
tu clase media ignorante,
ignorante de tu historia,
indiferente hasta de tu
propio dolor.

No me gusta cuando callas,
porque esta el pueblo ausente,
silenciado, cabizbajo,
mirando tele.
Me gustas cuando gritas,
te alegras, celebras
y te ríes hasta de tu
propia miseria.
Sonriendo sin dientes,
a manos rotas,
bolsillos vacíos.

Ese es el país que me llama,
desde la infancia en la pobla,
la leche caliente del consultorio.

Sin quererlo sé
quienes te han parido,
hijo deforme, perdido,
huachos desde O'Higgins,
mutilados hasta Victor.

domingo, 4 de octubre de 2009

Pista de Hielo


Desde el Subterraneo a la Explanada de la Biblioteca de Santiago

lunes, 6 de abril de 2009

domingo, 5 de abril de 2009

Performance TRIFASICO/a

Sábado 04 de abril desde las 1:30 hrs hasta las 07:00 hrs. 3 performance individuales y colectivas, Simultáneas...

1:30. Natalia Camilo. TRIFASICO digital

A partir de la existencia de las maquinas de coser industriales que habitan el okupa, y luego de saber que mi compañera Mcarmen intenvendria una de ellas, me uní a la idea, pero tomándolo como una línea temporal… manual, industrial, y finalmente digital. Trabajamos en torno a “la mujer” desde distintas perspectivas. En mi caso utilice el código binario como el símbolo de la era digital, pero llevándolo a un extremo opuesto, la mujer mapuche, que poco tiene que ver con las imágenes que aparecen en google cuando uno pone en el buscador la palabra “mujer”. Porque siempre, por muy digital que se haya vuelto nuestras vidas, la realidad esta aquí, y no está hecha de bits. Valoro lo hecho a mano y lo humano. Por eso lo he llevado a una acción de arte, por que es un manera de hacerlo vivo y presente


(fotografias Natalia Camilo www.flickr.com/neojapuntocom)


...sin embargo este mismo medio que estás leyendo esta conformado por unos y ceros, y sirve también para comunicarnos.
Código binario utilizado
01101101 01100101 00100000 01100100 01101001 01110011 01110000 01100001 01110010 01100001 01101110 00100000 01100100 01100101 01110011 01100100 01100101 00100000 01101100 01100001 00100000 01101101 01101111 01101110 01100101 01100100 01100001 00100000 01100011 01101111 01101110 00100000 01110101 01101110 01100001 00100000 01100010 01100001 01101100 01100001 00100000 01100100 01100101 00100000 01100011 01100001 01101100 01101001 01100010 01110010 01100101 00100000 00110010 00101110 00110101 00110110 00111000 00100000 01101101 01100101 00100000 01100100 01101001 01110011 01110100 01100001 01110010 01100001 01101110 00100000 01110000 01101111 01110010 00100000 01110100 01101001 01100101 01110010 01110010 01100001 00100000 01110000 01101111 01110010 00100000 01110000 01100001 01110000 01100101 01101100 01100101 01110011 00100000 01111001 00100000 01101100 01100001 01110000 01101001 01111010 00100000 01101100 01100101 01110100 01110010 01100001 00100000 01110000 01101111 01110010 00100000 01101100 01100101 01110100 01110010 01100001 00100000 01101101 01100101 00100000 01100100 01101001 01110011 01110000 01100001 01110010 01100001 00100000 01110000 01101111 01110010 01110001 01110101 01100101 00100000 01110011 01101111 01111001 00100000 01110000 01101111 01100101 01110011 01101001 01100001 00100000 00101101 00100000 01101101 01100001 01100100 01110010 01100101 00100000 01101110 01100001 01100011 01101001 01100101 01101110 01110100 01100101 00100000 01100101 01101110 00100000 01101100 01100001 00100000 01110010 01100101 01110011 01101001 01110011 01110100 01100101 01101110 01100011 01101001 01100001

traducción

me disparan desde la moneda con una bala de calibre 2.568 me distaran por tierra por papeles y lápiz letra por letra me dispara porque soy poesía - madre naciente en la resistencia

Poema “CALIBRE 2.568” (extracto) de María Teresa Panchillo , poeta mapuche




2:30. MCarmen Jaramillo. TRIFASICO industrial










3:00. Malena Valdeavellano. Manual

Francamente se que me veía bien Mina... y tal ves por eso personifiqué a la madre, a la amante, a la puta pero la performance no es tan literal. Usa lo evidente...
Pretendía tejer a partir de un muñeco que confeccioné en la performance anterior, del mismo material con que junto a las cuatropunto hicimos una casa.
No se como vio el rouche... Primero me gustó que de mis labios extendiera una tímida línea hacia el cuello, luego en mis brazos y en las piernas sentí que algo escribía... Después me puso el rouge en un muslo como si fuera crema, igual que en el pecho pero + fuerte, + violento porque tenía una gargantilla y cuando creí que ya no estaba sentí el sonido del plástico rodeándome y luego el peso de la cinta que se desarmaba encima de mi cuerpo, traté de sacar las piernas y seguí tejiendo pero se me empezó a enredar cuando me apretaba las manos después de apretar con la cinta mi cabeza y tratar inútilmente de enredarla con mi pelo.
Me puse de pie para evitar que me tironearan con la cinta hasta que salí sola, desde mi lugar de performance, no hapening aún sin ver y a pesar de mis tacones. Ahí me pasaron un ramo de flores mientras me preguntaban que era lo que tejía, si el bebé era mío, de mi vientre, entonces le dije que no era mío y que lo había sacado de la casa...
Me topaba con todos entonces arrojé las flores primero de a poco con las manos, luego escupiendo hasta los tayos mientras daba círculos para enrollarme en la madeja y hacer espacio entre la gente. Esto lo realicé mientras decía mE QUIERE MUCHO, POQUITO, NADA (citando una performance antigua pero que no casualmente abordaba el femicidio)


Cuando terminé las flores me dirigí hacia mi espacio inicial a tientas y adentro me retiré la venda (para dormir) Solo ahí vi las marcas en la pared y vi un poco mi cuerpo. Cuando me di vuelta estaba sola y me quité el vestido quedando con un corcé y calsas, me dispuse el delantal colgado, del mismo material con que pretendía tejer y salí para que vieran el estado en que había quedado...




Conversando con Marre, otra artista, me enteré que en su hapening hasta un tipo se había masturbado... Se acercó también alguien a preguntarme en que había terminado mi te quiero mucho... A lo que respondí sincera: te quiero mucho, él me dijo que pensaba que había terminado en NADA, ahora sé que era el mismo tipo de polera a rayas que marcó mi piel con rouche...
Niños ebrios sobre la casa!
Proseguí entonces a desenredar el material que a todo esto decía NO PASAR hasta que volvió a ser madeja, igual me ayudaron, y la madeja quedó sin ningún corte, solo la suciedad del rouche y el pichí, de la Performance de Cesar, que debió estar fuera del galpón... por la que en algun momento pasé para evitar el olor y la suspención de Cal arrojada en la última "performance" de la madrugada... de quien nunca supe autor, me queda claro que no fue la chica que como adorno de la obra lució en escena la desnudez de su cuerpo pintado de blanco, mientras nos alejábamos de la toxicidad.
Obviamente no nos quedamos, ya era suficiente el haber pasado el amanecer, así que ayudamos a terminar su obra a MCarmen y nos fuimos, para no volver.

Nuestros + sinceros agradecimientos a la paciencia de Moshe por hacernos cámara a lo largo de toda la jornada. Y en lo personal agradecemos el que no se diera cuenta de lo que me había pasado.



http://revista.escaner.cl/node/1283